Prieto Picudo, Verdejo y Albarín: Las Reinas de Nuestros Viñedos

Meóriga nace con una clara vocación por conservar nuestras raíces vinícolas recuperando y potenciando la variedad Prieto Picudo, posiblemente, la única casta que desde el siglo pasado y hasta los años 50 que se identificaba con toda claridad con un solo tipo de vino y un método tradicional de elaboración: el vino de aguja natural. Meóriga cuenta con 65 hectáreas de viñedo propio de las cuales el 75% corresponde a la variedad única y autóctona de la zona, la Prieto Picudo. Siendo nuestras viñas mayoritariamente Prieto Picudo, no hemos querido olvidarnos de nuestras dos uvas blancas, Verdejo y Albarín, para mantener nuestras raíces y ofrecer también en vinos blancos nuestros sabores más tradicionales e innovadores.

Denominación de Origen Tierra de León