tierra_de_leon

Las variaciones que se producen en los suelos aptos para el cultivo del viñedo en la Meseta Leonesa, están todos situados bajo los 900m. de altitud.

Son suelos asentados sobre terrazas aluviales, tanto los pardos sobre depositos pedregosos, como los calizos sobre materiales blandos, poseen caracteristicas que hacen que se los pueda considerar como los mas adecuados para el cultivo de viñedo de calidad, y prueba de ello, es que las grandes denominaciones de origen de Castilla y León se asientan en su mayoría sobre este tipo de suelos.

Son suelos con excelentes condiciones de drenaje interno, con una aceptable capacidad de retención hídrica, facilidad de aireación y penetrabilidad de las raíces, bajo contenido en sales minerales, profundidad, contenido adecuado de caliza y pobreza en materia orgánica.

Site Login