tierra_de_leon
clima

Al ser el ámbito geográfico de la mención D.O. “Tierra de León” bastante amplio, y abarcar la zona de influencia de dos riberas;

Esla y Cea, se sitúa bajo el amplio contexto del dominio climático mediterráneo en su variante fría.

El influjo del Atlántico y del Norte debería suavizar sus temperaturas y hacer abundantes  las precipitaciones, pero la elevada altitud  de la meseta donde se encuentra y el borde del relieve montañoso de la cordillera cantábrica, modifican las características climáticas, dando lugar a una fuerte continentalidad, donde los rasgos más destacados son:

TEMPERATURAS

Un riguroso y dilatado periodo invernal durante el cuál se producen persistentes nieblas y heladas, aunque en ningún momento las temperaturas mínimas absolutas en los meses más fríos, superan los -15º C (temperatura límite invernal para el cultivo de la vid).

Un periodo primaveral irregular, alternando las temperaturas suaves con las temidas heladas primaverales, no suponiendo en ningún caso un factor limitante para el cultivo de la vid.

Un periodo estival irregular, alternándose periodos tórridos y áridos con otros fríos que dotan al cómputo de carácter suave, situándose siempre la temperatura media de los meses más calidos por encima de los 20º C (necesaria para el periodo de floración y envero de la vid).

Un periodo otoñal suave y generalmente lluvioso que favorece un buen final de maduración.

Temperaturas extremas entre el día y la noche. Factor condicionante y favorable para la acumulación de los polifenoles de la uva y la potenciación de los aromas.

PRECIPITACIONES

Precipitaciones medias anuales en torno a los 500 mm., repartidas durante los periodos estival y otoñal. Lo que hace que el cultivo de la vid en la zona no precise de riego salvo en algunos años aislados.

INSOLACION

Alta luminosidad en la zona, con una media de 2.700 horas de sol anuales, lo que favorece una maduración uniforme de la baya.

Site Login